Portal Profesional de Envase y Embalaje

Bombear productos con partículas no es un problema

  • Publicado el 15 de Agosto de 2022
  • Matt Hale

Las bombas son fundamentales en muchas instalaciones de procesamiento de alimentos, de ahí la importancia de seleccionar la bomba correcta, tanto para el producto que se mueve como para los requisitos del proceso. Se debe tener en cuenta los daños físicos al producto, así como la influencia de factores como la presión y el estrés cortante. Si queremos bombear productos sólidos grandes, como frutas y verduras, estos problemas se acentúan.

Bombear productos con partículas no es un problema

Hay muchos tipos de bombas en el mercado, incluyendo las lobulares rotativas, las de pistón rotativo, de desplazamiento positivo alternativo, de cavidad progresiva, de manguera peristáltica y diseños de doble diafragma operados por aire. Sin embargo, no todas ellas son capaces de mantener la calidad del producto a un coste razonable, mientras se mantiene la presión que el proceso necesita (en particular, las bombas de cavidad progresiva pueden romper el producto, mientras que las bombas de doble diafragma presentan una baja caída de presión). Además, las bombas tradicionales pueden ser costosas de mantener, y los caudales de las bombas lobuladas son muy pequeños.

Para superar estas dificultades, HRS ha desarrollado la Serie BP de bombas higiénicas recíprocas de desplazamiento positivo, que son adecuadas para una amplia gama de productos alimenticios difíciles de manipular, incluidos pimientos enteros, fresas y zanahorias baby, así como salsas, purés de frutas y muchos otros.

Bombear productos con partículas no es un problema

Las bombas de desplazamiento positivo tienen una cavidad en expansión en el lado de succión de la bomba y una cavidad decreciente en el lado de descarga. El líquido fluye hacia la bomba a medida que la cavidad en el lado de succión se expande y se expulsa del lado de descarga, a medida que la cavidad colapsa. La bomba de pistón de la Serie HRS BP funciona hidráulica o neumáticamente (dependiendo de la presión de suministro de aire disponible) e incorpora un separador instalado entre el pistón y la cámara hidráulica, que garantiza que no haya contacto entre la cámara del producto y el aceite hidráulico (si está instalado).

La Serie BP estándar presenta un caudal ajustable de entre un mínimo de 200 litros/hora y un máximo de 12.000 litros/hora, y cuenta con una alta caída de presión de hasta 30 bar. Es adecuada para una amplia gama de fluidos de alta viscosidad, sensibles a la rotura y que contienen partículas grandes. Las válvulas clap permiten el bombeo de frutas o verduras enteras; además, se puede suministrar una bomba de pistón alternativa con un cilindro neumático para aplicaciones de baja presión de menos de 5 bar.

Bombear productos con partículas no es un problema

A lo largo de los años se han añadido tres modelos adicionales a la gama de la Serie BP:

Serie BPM: una versión móvil montada en bastidor que permite su uso en diferentes líneas de producción

Serie BPSC: diseñada para productos altamente viscosos, y aquellos que se producen y envasan a bajas temperaturas; dispone de un transportador de tornillo para alimentar la entrada de la bomba.

Serie BPH: es una versión horizontal, con una entrada vertical y una válvula de bola en lugar de una válvula clap.

Si ha experimentado problemas con su producto al usar otras bombas, es probable que la Serie HRS BP sea la solución, ya sea procesando frutas o verduras enteras, productos lácteos delicados, como cremas y salsas, alimentos altamente viscosos, como el hummus o particulados más grandes, como la ensalada de col o compotas de frutas.

Bombear productos con partículas no es un problema Bombear productos con partículas no es un problema

Matt Hale

Director Internacional de Ventas y Marketing, HRS Heat Exchangers

Últimas revistas